miércoles, 30 de enero de 2008

La temperatura basal


El último de los métodos naturales que utilicé para convencerme a mí misma de que ovulaba fue tomarme la temperatura basal. Es un método que permite conocer el ciclo, pero detecta la ovulación a posteriori y por tanto no es muy adecuado si lo que se pretende es "atinar".

Inmediatamente después de la ovulación, a veces progresivamente en un día o dos, la temperatura basal aumenta más o menos medio grado centígrado. Permanece así durante toda la fase lútea (unos 12-15 días) hasta que baja la regla; entonces baja también la temperatura. Si la temperatura no baja tampoco lo haría la regla, porque se habría producido un embarazo.

La razón de este incremento de la temperatura es que, tras romperse el folículo que deja salir al óvulo, éste (llamado cuerpo lúteo) comienza a producir muchísima progesterona con el fin de que, si ha habido fecundación, el huevo anide en el útero.

La temperatura oscila, no es exacta siempre, pero viendo el ciclo en conjunto se aprecia la tendencia y las dos partes del ciclo, antes y después de la ovulación.

http://www.masalto.com/familia/template_familiaarticulo.phtml?consecutivo=5982&subsecc=6&cat=24&subcat=60&subj=&pais=
El termómetro de fertilidad o termómetro basal que es de vidrio y mercurio: Este termómetro es como el clínico pero cubre sólo el rango de 35 a 39°C. Ayuda a detectar mínimos cambios. Es muy frágil por lo que hay que tener cuidado y tener otro de repuesto (el cambio de termómetro debe anotarse en la gráfica). Todas las noches hay que dejar el termómetro con el mercurio abajo de los 35°C. Si la temperatura se toma oral, tarda aproximadamente 5 minutos. Si es vaginal o rectal, 3 minutos.

El termómetro digital: Este termómetro opera con baterías. Es más caro (cuesta alrededor de $12 dólares) pero es más seguro, no se rompe y se puede llevar en el avión. Se lee muy fácil la temperatura y el tiempo que toma es de 1 minuto. El termómetro avisa cuando termina de tomar la temperatura por lo que no se necesita un reloj. Muchos termómetros digitales guardan en la memoria la última temperatura tomada y de esta manera no se requiere graficar de inmediato la temperatura recién tomada.

¿Cómo se toma la temperatura?

Oral: Se coloca debajo de la lengua la punta plateada del termómetro y con los labios cerrados.
Vaginal: El termómetro se inserta dentro de la vagina.
Rectal: Se le pone vaselina o lubricante y se inserta la punta plateada del termómetro en el recto mientras se está recostada de un lado con las rodillas dobladas.
Para mejor precisión debe utilizarse la misma manera durante todo el ciclo.

La temperatura debe tomarse antes de levantarse y después de haber dormido una hora y por lo menos descansado 5 horas y más o menos a la misma hora. La temperatura del cuerpo al despertar puede alterarse por ingerir alcohol, no haber dormido bien o dormido más, haberse desvelado, estar bajo estrés. En estos casos se da un pico en la temperatura, un registro único el cual esta .2°C arriba de la(s) temperatura(s) inmediata anterior(es).