miércoles, 30 de enero de 2008

El diagnóstico

Comienzo mi blog explicandoos mi itinerario en el diagnóstico de mis ovarios poliquísticos (OP). Mis vivencias en esa etapa de mi vida son la razón de mi deseo de poner a disposición de toda persona a la que pueda ayudar todo lo que he aprendido sobre OP-fertilidad.

Era un mes de mayo cuando, tras haber dejado la píldora anticonceptiva y dos ciclos menstruales de 50 y 54 días, acudí a mi ginecólogo para un reconocimiento previo al inicio de nuestra búsqueda de embarazo. No estaba el"titular" sino el "suplente".Le comenté lo de mis ciclos, me hizo una eco y me lo soltó a bocajarro: "tienes OP. Ovular ovularás, pero no se sabe cuando. Tendréis que poneros más intensamente y ya está. Si en unos meses no te quedas, vuelve. Te voy a mandar unos análisis para confirmar, me llamas en una semana y te doy los resultados."

Llamé por teléfono al cabo de una semana. "Mira los análisis lo confirman. Lo que se ve es que tienes la LH más alta de lo normal, casi el doble de la FSH. Esto es típico. Mira no te preocupes que tengo a muchas embarazadas con OP."

Entonces empecé a buscar por internet: OP, síndrome de ovarios poliquísticos, anovulación, infertilidad... Menuda depresión. Y tantas preguntas en mi cabeza: pero ¿no me lo podían haber visto antes? Llevaba 5 años yendo a este ginecólogo haciéndome una ecografía al año. ¿Es que no lo había visto antes? Quizás si me hubieran diagnosticado antes me habría planteado intentar ser madre antes, para tener la edad a mi favor.

En fin, mucha mucha ansiedad ante la incertidumbre de si llegaría a realizar mi sueño de ser madre.